LA "CULTURA" DE LA MUERTE

"Por el temor que tenemos a la muerte estamos sometidos a la esclavitud del demonio". S. Pablo
El término "cultura" de la muerte se refiere a una mentalidad, a una manera de ver al ser humano y al mundo, que fomenta la destrucción de la vida humana más débil e inocente por parte de los más fuertes y poderosos, de los que tienen voz y voto. El término "cultura" de la muerte fue acuñado por el Papa Juan Pablo II en su encíclica "El Evangelio de la Vida" publicada el 25 de marzo de 1995.
"Estamos frente a una realidad más amplia, que se puede considerar como una verdadera y auténtica estructura de pecado, caracterizada por la difusión de una cultura contraria a la solidaridad, que en muchos casos se configura como verdadera cultura de muerte" Juan Pablo II. Evangelium Vitae. N.12







Con las nuevas perspectivas abiertas por el progreso científico y tecnológico surgen nuevas formas de agresión contra la dignidad del ser humano… amplios sectores de la opinión pública justifican algunos atentados contra la vida en nombre de los derechos de la libertad individual, y sobre este presupuesto pretenden no sólo la impunidad, sino incluso la autorización por parte del Estado, con el fin de practicarlos con absoluta libertad y además con la intervención gratuita de las estructuras sanitarias.
"Quien con su enfermedad, con su minusvalidez o, más simplemente, con su misma presencia pone en discusión el bienestar y el estilo de vida de los más aventajados, tiende a ser visto como un enemigo del que hay que defenderse o a quien eliminar. Se desencadena así una especie de «conjura contra la vida», que afecta no sólo a las personas concretas en sus relaciones individuales, familiares o de grupo, sino que va más allá llegando a perjudicar y alterar, a nivel mundial, las relaciones entre los pueblos y los Estados”. Evangelio de la vida. JP II
En esta web se pretende exponer y denunciar aquellas ideologías que alientan la "cultura" de la muerte presente en el mundo actual, así como desvelar sus estrategias e indicar quienes son sus actores principales.

___________________________________________________________
El paganismo es la religión en la que se rinde culto a la Tierra como "madre" de los vivientes. El hombre está supeditado a ella, por lo que el ser humano es reducido a un animal cualquiera. Los cultos paganos revindican el estado salvaje primitivo como un estado de felicidad perdido. La única ley que admiten es la de la selva, en la que el más fuerte aniquila al más débil. Los sacrificios a los elementos naturales (sol, luna, agua, tierra, volcán, etc.) son de seres humanos cuya sangre tiene por objetivo aplacar la ira de las fuerzas de la madre naturaleza. Las culturas aztecas, incas, mayas, china, india, africanas, etc. tenían asesinatos rituales de infantes, mujeres, prisioneros de guerra, ancianos, etc.

___________________________________________________________


El esclavismo fue la estructura económica principal del mundo antiguo, que pervivió durante la edad media en el mundo islámico. Sólo el cristianismo consiguió liberar y hacer iguales a todos los hombres al considerarlos Hijos de Dios. En la era moderna el esclavismo renace en el mundo protestante. Inglaterra, Francia, Holanda, Dinamarca, EE.UU. Portugal,... consiguen grandes beneficios económicos con el comercio de esclavos, el trabajo de estos en las plantaciones y la venta de las materias primas en el viejo continente. El esclavismo se justificó basándose en la doctrina calvinista de la predestinación. Durante los siglos XVI, XVII y XVIII y XIX más de 20 millones de africanos fueron arrancados de sus tierras y embarcados rumbo a las américas. Aproximadamente la mitad pereció en las razias en el continente africano y en las insalubres condiciones en que eran transportados en barco por el Atlántico. En 1807 un grupo de cristianos ingleses liderados por William Wilberforce, consigue prohibir el comercio de esclavos y en 1830 consiguen la abolición de la esclavitud en Inglaterra. Poco a poco el resto de estados occidentales (no así los países del ámbito islámico) irán prohibiendo con sus leyes esta estructura inhumana.

___________________________________________________________


La ilustración pretende construir un mundo sin Dios. Su defensa de una cultura laica y su obsesión por excluir a la religión del ámbito público segregándola a la esfera privada, no es otra cosa que pretender la autosuficiencia del hombre. Fruto de la ilustración son todas las ideologías materialistas laicistas que surgirán a los largo del siglo XIX y del s. XX: positivismo, utilitarismo, marxismo, comunismo, vitalismo, psicologismo ateo, existencialismo ateo, la ideología de género,... Estas ideologías alentaron políticas totalitarias como el camunismo, el nazismo, el maoismo, el fascismo, etc. El iluminismo ilustrado se basa en la idea de que el progreso conducirá a la humanidad hacia un paraiso terrenal. Un progreso entendido como un perfeccionamiento biológico del ser humano gracias a la ciencia y la política positiva.

___________________________________________________________



En 1789, año de la revolución francesa, el inglés Thomas Malthus publico su Ensayo de la población en el que afirma que el crecimiento exponencial de la población ponía en peligro la supervivencia del resto de los seres humanos y la permanencia de los privilegios de las clases acomodadas. Defiende pues un control de la población mediante medidas preventivas y obstáculos al crecimiento. Entre ellos defiende la guerra, la enfermedad, la miseria y el hambre como eficaces políticas de control social. Entre los métodos de control de natalidad propondrá la continencia, retrasar los matrimonioso no casarse nunca, pero en ningún momento aceptó el vício y los métodos anticonceptivos. Serán sus seguidores como Francis Place, Paul Robín, Annie Besant... quienes defiendan el uso de los métodos de anticoncepción en las clases bajas y las relaciones extramatrimoniales para las clases altas, como métodos de control social.

___________________________________________________________



El racismo es una ideología materialista con bases biológicas que busca el perfeccionamiento y la pureza de las razas superiores, así como la eliminación de las razas inferiores. El racismo surge con la ilustración (Voltaire, Hume, Kant, Hegel y Comte) pero será el francés A. Gobineau quien postule los principios básicos del pensamiento racista, que podemos resumir en tres ideas:

1. Existen una raza superior dominante llamada ARIA y que ha dado vida a las formas culturales más brillantes y a las naciones más poderosas.
2. Las naciones y la cultura aria están en decadencia debido a una degeneración biológica de las razas causada por el mestizaje con otras inferiores.
3. La historia no es otra cosa que el campo de batalla donde se libran la “Lucha de razas”

El racismo fue llevado a la práctica en la política durante los siglos XIX y XX. Así el colonialismo e imperialismo se justificó en bases raciales. Las políticas segregacionistas de los EE.UU y el apartheid de Sudáfrica fueron escenialmente racistas. Por último el estado nazi fue, en palabras de Hitler, la aplicación de la biología racista a la política.

___________________________________________________________



El darwinismo no es únicamente una teoría biológica que explique el origen de los seres vivos, sino que también pretende ser una ideología política en la que se justifique la supervivencia de los más fuertes, y la eliminación de los más débiles. Así es como la propusieron algunos de los pensadores materialistas del s. XIX como Herbert Spencer, Charles Darwin, Walter Bagehot, Ernst Haeckel, W. Graham Summer y Thomas Huxley, entre otros.

El darwinismo social postula que la vida social no es otra cosa que una lucha por la supervivencia entre los individuos mejor dotados, en detrimento de las clases más pobres, los enfermos, y los débiles de la sociedad quienes están destinados a perecer. La política, la economía, la cultura y la religión se entienden en términos dialécticos de lucha: lucha de clases, lucha de razas, lucha de sexos, lucha por la competencia empresarial, etc. Los grandes capitales de personajes como Rockefeller, Carnegie, Ford y Bill Gates han sido creados y son mantenidos siguiendo esta filosofía egoista.

___________________________________________________________



En 1886 Francis Galton publica el libro "La herencia del genio" en el que defiende la necesidad de depurar la raza human mediante matrimonios controlados y la eliminación de aquellas personas cuya herancia genética fuera un peligro para la sociedad (Ladrones, enfermos mentales y disminuidos físicos, pobres, enfermos hereditarios, razas inferiores, etc.). Esta "ciencia" del cultivo humano la denominará Eugenesia, del griego eu (buen), genes (herencia).

La eugenesia fue adoptada por los países de influencia anglogermana como Inglaterra, EE.UU., Alemania, Suiza, Finlandia, Noruega, Suecia, Dinamarca, etc.

___________________________________________________________



Continuando los movimientos neomalthusianos surgidos durante el s XIX, surge los movimientos del "Control de la natalidad" (Birth control) en los países de tradición protestante, para, rápidamente difundirse por todo el planeta. Margaret Sanger y Clarence Gamble en los EE.UU. y Marie Stopes y Annie Besant en Inglaterra, serán las principales impulsoras de estas políticas de control social, mediante el control de la fecundidad y la natalidad.

Margaret Sanger creará las primeras clínicas anticonceptivas en los barrios de gente pobre, negra e hispano, con el claro propósito racista de reducir sus nacimientos. Creará la Liga por el control de la natalidad, que conseguirá importantes subvenciones de fortunas privadas (Rockefeller, Carniege, Ford, etc.) así como de fondos públicos. La estrategias incluyen la difusión de los métodos anticonceptivos, esterilizaciones masivas, aborto, difusión de propaganda sexual, etc.

Después de la Segunda Guerra mundial, Sanger cambío el sospechoso nombre de "Liga por el control de la natalidad", por el políticamente correcto nombre de "Planificación Familiar", (IPPF en la actualidad). A partir de entonces sus acciones se multiplicaron por todo el globo. Se crearon clínicas abortivas por todo el mundo, dirigidas por agentes antinatalistas. Financió al doctor Pincus para elaborar la píldora anticonceptiva, en la actualidad la IPPF constituye la mayor multinacional del aborto, técnicas de esterilización y anticoncepción que hay en el mundo, con ingresos que igualan a otras industrias de la muerte, como son las del tráfico de armas, el tráfico de drogas y el negocio de la pornografía y la prostitución.

____________________________________________________________


El materialismo, las ideologías del nazismo y el marxismo y la codicia de las naciones expresada por el colonialismo y el imperialismo habían llevado a los pueblos a dos de las peores guerras que ha sufrido la humanidad. Al finalizar la Segunda, los hombres de bien se ponen a trabajar para que Europa y el mundo entero no tenga que volver a sufrir una Guerra Mundial, que tanto dolor ha causado. Es el momento de la Descolonización, de la aparición de las Naciones Unidas, del surgimiento de la Unión Europea,... y tantas otras obras de bien que buscan la paz y el desarrollo de los pueblos.

Los defensores de la eugenesia se dan cuenta que no pueden presentar a la sociedad sus planteamientos de selección de los mejores, purificación de la raza, eliminación de los indeseables, etc. como habían venido haciendo hasta ahora. Es por ello que se adopta una estrategia de manipulación del lenguaje y de infiltración de las administraciones nacionales y mundiales como la ONU. Los principales impulsores de esta nueva estrategia criptoeugenista son Frederick Osborn, Julian Huxley y David Rockefeller III

___________________________________________________________



En 1875 la ruso-norteamericana Helena Blavatsky funda el los Estados Unidos la Sociedad Teosófica, una organización basada en el esoterismo masón y la espiritualidad oriental. Su objetivo era restaurar las religiones paganas de la antiguedad realizando un sincretismo entre oriente y occidente. En su obra "La doctrina secreta" expone su pensamiento y espiritualidad, con una base claramente racista radical. En su opinión el ser humano es el resultado de la evolución de 7 razas que se han ido sucediendo en el tiempo a lo largo de varias eras. En estas eras se irían pasando por estados naturales cada vez más perfeccionados: mineral, vegetal, animal, humano,... Asi mismo el estado humano tendría una graduación, estando en lo más bajo, los negros, los aborígenes australianos y los judíos, mientras que en lo alto de la escala estaría la raza aria representados por los británicos, alemanes, etc. Pero la evolución no se para aquí, sino que esta sigue progresando para dar paso a lo que denomina Homo noeticus, un tipo de ser humano espiritual, carente de pecado y superior al homo sapiens actual. Esta progresión se daría en ciclos de 2000 años, y extarían asociados a la precesión de los equinocios a lo largo del cinturón zodiacal: Tauro (Babilonia), Aries (Judaismo), Piscis (Cristianismo) y en la actualidad Acuario (Nueva Era).

Muchos fueron los seguidores de las paranoias de la Blavatsky: Annie Besant, A. Hitler, Alice Bailey, etc.

En la actualidad la teosofía se conoce como Movimiento de la Nueva Era (New Age), y agrupa a multitud de grandes coorporaciones espirituales en el mundo.

___________________________________________________________


Desde una visión puramente materialista del hombre y la sociedad, pensadores del pacifismo como Eugen Relgis postulan que "los dos ejes que sostienen la existencia terrestre son el hambre y la reproducción, el vientre y el sexo". Eugen argumenta que el eugenismo es un humanismo y que la causa principal de todas las guerras es la superpoblación. Por ello, trabajar por la esterilización y el control de natalidad de los pobres es luchar por la paz futura.
___________________________________________________________




___________________________________________________________


Esta ideología concita los peores aspectos del pensamiento marxista y neoliberal radical respecto a la sexualidad, la persona y el matrimonio. La revolución sexual tiene su base pseudocientífica en el fraudulento "informe Kinsey" de finales de los años 40, el cual tuvo sus derivaciones ideológicas en Wilhelm Reich y Hebert marcuse, quienes invitaron a experinentar todo tipo de situaciones sexuales. La revolución sexual supone la ruptura del polinomio: matrimonio-amor-sexualidad-procreación.

___________________________________________________________



___________________________________________________________







___________________________________________________________







___________________________________________________________







___________________________________________________________







___________________________________________________________


El transhumanismo se define como "el estudio de los medios y de los obstáculos para la humanidad que emplea medios tanto tecnológicos como racionales para volverse posthumanos, así como también del estudio de los problemas éticos implicados. "posthumano" es un término utilizado para denominar a los seres humanos mucho más desarrollados de los actuales". A los "seres posthumanos" se llegará si "somos capaces de conducir nuestra naturaleza actual a una calidad superior y xtender nuestras capacidades de manera radical". Los seres posthumanos ya no son los seres humanos porque han sido tan modificados que ya no representan a la especie humana. El ideal filosófico de estos dos movimientos es el del Renacimiento, pero mezclado con el relativismo ético postmoderno y el escepticismo ético postmoderno. Del Renacimiento proviene una visión titalmente reduccionista de la vida humana. A esta visión se añade una sustitución de Dios de carácter triunfalista, utópico y arrogante. El pensamiento transhumanista rechaza la afirmación de que la naturaleza humana es constante. Para ellos, en la naturaleza, y especialemente en la humana, no hay nada de sagrado, digno de respeto y de protección de los cambios artificiales. Por esto no se puede rechazar la crítica de modificar la naturaleza como expresión de un "dios juego" o de un orgullo humano supremo.
___________________________________________________________


Read more...

1.1. ¿Qué es la "cultura" de la muerte?

Todo este debate sobre el feticidio y el infanticidio es, intelectualmente hablando, enormemente deshonesto: los que defienden el matar fetos e infantes saben bien en el fondo de sus conciencias lo que están aconsejando. Sin embargo, muy pocos aceptan el verdadero nombre que merece: matar a seres humanos inocentes. Por eso lo llaman "freedom of choice ("libertad para decidir").
En su Carta Encíclica Evangelium vitae, el Papa Juan Pablo II alerta sobre lo que él llama la "libertad perversa", aquella que nos confiere "poder absoluto sobre los demás y en contra de los demás", y de la cual resulta, sigue diciendo, una "cultura de la muerte". La preocupación del Santo Padre nace de la realidad de que "grandes sectores de la opinión pública justifican ciertos crímenes contra la vida en nombre de la libertad individual". El origen de esta "libertad perversa" se encuentra en una concepción de la libertad que "exalta al individuo aislado de forma absoluta y no da cabida a la solidaridad ni a la apertura y el servicio hacia los demás". En resumen, el Santo Padre está diciendo que cuando un individualismo extremista se interpreta como libertad, el resultado es la "cultura de la muerte".
Puede ayudar a poner de manifiesto la asociación entre el individualismo extremista y la "cultura de la muerte" el considerar cómo el matar a niños todavía no nacidos mediante el aborto y aún a pequeños infantes está siendo justificado en nombre del concepto de libertad. Y qué mejor "ejemplo" de ello que oír a Francés Kissling, la astuta y engañadora anticatólica del grupo conocido como "Católicas por el Derecho a Decidir ("Catholics for a Free Choice"). Cuando Juan Pablo II expuso con toda claridad sus conceptos y su doctrina sobre el aborto, el infanticidio, la eutanasia, la pena de muerte, la ecología y la ingeniería biológica en Evangelium vitae, Kissling respondió diciendo que "lo que el Papa llama la ‘cultura de la muerte' es realmente la libertad humana, el ser libre para tomar decisiones basadas en la propia conciencia".
Pero en realidad la idea que tiene Kissling sobre la libertad es "la libertad perversa", sobre la que el Papa nos advierte. Para Kissling, el destruir la vida de un ser inocente es "realmente la libertad humana", porque, dice ella, es una decisión "basada en la propia conciencia". Tal "lógica", por supuesto, pudiera usarse para justificar los asesinatos en serie y el genocidio, ambos presuntamente justificados por personas que toman decisiones "basadas en su propia conciencia". Considerar esto como "la verdadera libertad humana" muestra la degradación de la conciencia de Kissling y la objetividad de las preocupaciones del Papa.
Aquellos que consideran aconsejable el feticidio y el infanticidio saben en el fondo de sus conciencias la realidad de lo que están aconsejando, sus consecuencias y su calificación moral. De aquí que este debate haya terminado en algo tan intelectualmente deshonesto.
La Conferencia sobre la Mujer de las Naciones Unidas celebrada en Pekín (en 1995) y las reacciones que se produjeron en ella ofrecen abundantes evidencias de la deshonestidad a la que nos referimos. En las páginas del New York Times, apareció un anuncio presentado por una organización llamada "International Women's Health Coalition" ("Coalición Internacional para la Salud de las Mujeres"). Manifestando su interés por la Conferencia de Pekín, esta Coalición se declaraba decididamente partidaria del derecho al aborto al declarar que "nosotras nos aseguraremos de que en todos los programas y planes de acción que afecten nuestra salud se tenga en cuenta el mantener la integridad de las funciones reproductivas y sexuales y el derecho de acceso a las mismas". Inmediatamente después de declarar su apoyo al aborto, la organización denuncia amargamente el hecho de que "100 millones de mujeres no están vivas hoy debido a la discriminación que conduce a la mala nutrición, a la atención médica deficiente y a la selección prenatal basada en el sexo del feto".
Hacemos notar la selectividad de la preocupación sobre la "selección prenatal basada en el sexo del feto". Evidentemente las damas miembros de la Coalición Internacional para la Salud de las Mujeres están justamente irritadas por la práctica frecuente en algunas naciones del tercer mundo de matar fetos en la matriz en cuanto se determina que son precisamente fetos femeninos. Es extraña, sin embargo, la preocupación por estos casos, ya que, para ellas, la vida humana no existe antes del nacimiento, como lo han afirmado repetidamente en su defensa del aborto en general.
El 16 de septiembre de 1995, un editorial del New York Times se hizo eco de la misma preocupación cuando, al aprobar el documento final de Pekín, llamaba la atención sobre la "discriminación contra las niñas aún antes de su nacimiento en algunos países del mundo". Una vez más, los que afirman que los abortos no privan de la vida a inocentes seres humanos de momento cambian su opinión cuando se trata de un feto femenino. Pero, ¿no han repetido que es sólo un pedacito de tejido y no un ser vivo lo que se desecha en el aborto? Y también, si los abortos producen una reducción del índice de la natalidad y disminuye la población de algunos países, como recomiendan los que están a favor del aborto, ¿por qué este criterio no se aplica a todos los abortos, incluyendo el aborto de fetos femeninos?
No es solamente el sexismo lo que el movimiento proaborto está recomendando, es más bien el homosexismo de lo que hablan. De acuerdo con una última moda ideológica, es distinto matar un feto heterosexual (o por lo menos uno que es masculino) y otra hacer lo mismo con un feto homosexual. Si este enfoque parece una locura considere lo siguiente.
En 1994, yo estaba mirando un "show" que moderaba Tom Snyder. Dos homosexuales estaban siendo entrevistados y hablaban sobre los derechos de los homosexuales, etc. Yo no prestaba mucha atención hasta que la discusión trató sobre la posibilidad de que pudiera encontrarse un gen que determinara la homosexualidad. Admitiendo que la existencia de este gen se prestaba a discusión, todos los participantes expresaron su preocupación sobre lo que pudiera suceder, si el gen homosexual realmente pudiera ser detectado antes del nacimiento. ¿Llevaría esto a muchos padres a decidirse por un aborto, si ellos supieran que tendrían un hijo homosexual y no sería esto realmente horripilante?
Según parece, esto de estar abortando fetos homosexuales posiblemente nunca suceda en la realidad. Sin embargo, en febrero de l994, el científico que descubrió una posible indicación genética de la homosexualidad masculina afirmó que si se encontrara ese gen, él reclamaría la patente para su uso y que "no permitiría su uso en la amniocentesis" para el diagnóstico prenatal. Sorprendente, ¿verdad?
Así son las cosas y la gente proaborto se estremeció al pensar que pudieran desaparecer los homosexuales. Por supuesto, no sería muy bien recibido por los heterosexuales el hecho de que la "acción afirmativa" entraría en el útero. Pero la realidad es que aún aquellos que favorecen el aborto, están empezando a preocuparse por estas posibilidades. Ante estos hechos, si los que defendemos toda vida humana inocente, y por ello nos oponemos al aborto, solamente pudiéramos convencer a los activistas proaborto de que todo ser humano no nacido pudiera ser niña u homosexual, posiblemente se acabarían todos los abortos.
La Iglesia Católica afortunadamente no le está haciendo compañía al movimiento extremista a favor de los animales. Basándose en la Biblia, la doctrina católica comparte el derecho de los seres humanos de ejercer dominio sobre los animales. Es cosa sabida que muchos de aquellos que quieren proteger de su exterminio a todos los animales, por lo general no tienen problema con aceptar la muerte de los niños que todavía no han nacido. Ingrid Newkirk, co-fundadora y Presidenta de "Personas a favor del Trato Ético de los Animales" (PETA, por sus siglas en inglés) una vez resumió los sentimientos de su grupo diciendo "Una rata es un cerdo, es un perro, es un niño". ¿No se pondría usted nervioso si su hijo pequeño fuera invitado a cenar a casa de Newkirk?
Cada primavera, a los residentes de Stuart, Estado de la Florida, Estados Unidos, se les advierte de que las tortugas Loggerhead son una especie en peligro de extinción y de que el que moleste su nidal está violando la ley. Pero no son solamente estos animales a los que se les ha otorgado una protección especial, aún aquellos animales cuyo peligro de extinción ha disminuído (por ejemplo, el Águila Calva) tienen también sus nidos protegidos por la ley. Esto es otra siniestra característica de la "cultura de la muerte": que a la reproducción de los seres humanos se les conceda mucho menos protección que la que se les ofrece a los animales.
Desgraciadamente muchos proabortistas muestran mucho más interés en preservar pájaros y tortugas, que en preservar la vida de los niños. Y no estamos hablando ni siquiera de niños con anormalidades congénitas (a quienes tampoco se debe abortar, por supuesto). En 1995, salió a la luz publica que el repulsivo "aborto por nacimiento parcial", que a todos horroriza, se ha estado practicando más frecuentemente en niños normales y madres saludables, que en fetos anormales y madres en peligro, como se pretendía hacer creer.
El fundador del movimiento a favor de los "derechos" de los animales es un filósofo australiano, llamado Peter Singer. En un libro que escribió en la década del 70, titulado Animal Liberation, Singer afirmó que algunos animales son más sensibles al dolor que los fetos y que por lo tanto la sociedad les debe dar el reconocimiento que merecen.
Este mismo autor admitió en l980 que el movimiento Pro vida tiene razón al afirmar que si se acepta el feticidio (el aborto), moralmente se pudiera justificar también el infanticidio. Después de todo, según Singer, no habría moralmente diferencia alguna entre matar a un niño en el útero materno y matar a otro niño fuera del mismo. Pero "la solución", como él la llamaba, era "el abandonar la idea de que toda vida humana tiene igual valor" (como afirma el movimiento Pro vida), para luego llegar a la perversa conclusión de que si era lícito matar a niños antes de nacer, también sería lícito el hacerlo después de su nacimiento. No sólo Singer abriga estas infames conclusiones. También el "teólogo" Joseph Fletcher dijo una vez que los infantes podían ser muertos con toda propiedad si no satisfacían sus quince "indicadores de personalidad humana" (una de los cuales era el cociente de inteligencia). Un recién nacido no era propiamente "una persona", sino solamente una "vida humana". Es tristemente interesante hacer notar que Fletcher había ganado previamente el premio del Humanista del Año.
El Dr. Watson fue el científico que descubrió la clave del código genético en el ADN y que fue galardonado con el Premio Nóbel por sus investigaciones. Por ello es sorprendente y triste a la vez que, en 1970, este mismo científico, refiriéndose a niños con defectos congénitos, tuvo la infame opinión de que "si a un niño no se le declarara vivo hasta el tercer día después de su nacimiento, a sus padres se les pudiera permitir tomar una decisión: ...el doctor pudiera dejar morir al niño, si los padres así lo decidían".
El filósofo Michael Tooley dio un paso todavía más atrevido cuando formuló el argumento de que para tener derecho a la vida era necesario poder desear continuar viviendo, y esto a su vez necesitaba la existencia de lo que se conoce como autoconciencia, la cual no posee ningún recién nacido. Así se le dió un nuevo giro al ideal de Thomas Jefferson en nuestra Constitución en relación con los derechos inalienables de la persona humana: no puede haber derechos humanos mientras los seres humanos no se consideren a sí mismos como entes separados, con un pasado y un futuro. Esta concepción, compartida por la historiadora Maria Ana Warren, es un asalto a la doctrina natural de los derechos humanos que ha dado forma tanto a la tradición católica como a la estadounidense.
No es de extrañar que la Iglesia Católica sea en estos momentos en nuestra sociedad el blanco preferido de tantos ataques. Con la autoridad de sus 2,000 años de existencia ha defendido la dignidad de la persona humana. Ahora la defiende de esta "cultura de la muerte" que hemos tratado de definir en este artículo. A diferencia de sus adversarios, la Iglesia Católica no cambia sus enseñanzas ni sus doctrinas para complacer ideologías y tendencias que están de moda, o por motivos egoístas de popularidad o supervivencia. Los que promueven la "cultura de la muerte" saben que la Iglesia Católica es su enemigo y por ello continúan sus virulentos ataques contra ella. Pero precisamente por todas esas razones es que este es uno de los mejores momentos para sentirse orgulloso de ser católico.
Esta es una traducción del artículo titulado "Qualifying the Culture of Death", publicado en la revista Catalyst, en noviembre de 1995. La revista Catalyst pertenece a la Liga Católica para los Derechos Religiosos y Civiles. El Sr. Donahue es el presidente de dicha liga.

Read more...

1.2. La cultura de la muerte y cómo combatirla

Sería un gran error considerar que la labor de los que defendemos la vida es "anti-aborto". ¡No! Nuestra labor es a favor de la vida humana. Pero la vida humana está naturalmente correlacionada con el amor y la sexualidad humana, con el noviazgo como preparación sico-afectiva-espiritual para el matrimonio, el matrimonio mismo y la familia. Todo este conjunto de realidades humanas maravillosamente VITALES no se puede separar del ejercicio de las virtudes, los hábitos y los valores.
El aborto y la "eutanasia" no son más que la puntita del iceberg. Debajo hay una terrible subversión de las realidades humanas más fundamentales; una visión utilitarista, materialista y pragmática del ser humano, que lleva a una postura ANTIVIDA y ANTIFAMILIA. Y esta mentalidad antivida y antifamilia generalizada trae como consecuencia lo que el Papa Juan Pablo II ha llamado "la cultura de la muerte".
En la cultura de la muerte el ser humano no es considerado como un todo personal, sino como un "prototipo" de piezas separables e inconexas entre sí: Sexualidad humana separada del amor y la vida conyugal o matrimonio (amigos con derecho, prostitución, parejas de hecho, etc.) y de la vida (contracepción y aborto). Procreación separada de acto sexual (inseminación artificial, fecundación in vitro, clonación, etc. ). Placer sexual separado de acto sexual (todo tipo de pornografía). Actos sexuales realizados en contradicción con la natural complementariedad de los sexos masculino y femenino (homosexualismo) y un largo etc. La finalidad última en este tipo de "postulados" es la búsqueda de un placer egoísta que tarde o temprano asume una postura nihilista (suicida).
El hombre y la mujer "descuartizados antropológicamente" en aras de un placer que o no llega o no permanece o no satisface, pierden el sentido de su propio ser; pierden de vista su UNIDAD PERSONAL, que no depende de sus actos, ni de cuanto tienen , ni de cuanto se satisfacen, y terminan perdiendo de vista su propia dignidad y la de los demás. En este estadio nada tiene sentido: Amor, vida, familia, amistad... Sólo queda la "nada", el vacío y la muerte como "solución" a una vida que -desde esa perspectiva materialista- no ofrece nada.
¿Qué nos toca a nosotros en el Movimiento Provida y Profamilia? Nos toca recuperar la verdad de las cosas, nos toca mostrarles a todos los hombres y mujeres, paso a paso, con paciencia, con originalidad, con alegría, con coherencia, con convecimiento, con amabilidad, con nuestra propia vida; todas y cada una de estas maravillas del amor de Dios: La vida, el amor, la sexualidad vivida humana y delicadamente, la amistad verdadera, el noviazgo, el matrimonio, la familia.
Sin embargo, es justo decir, que en medio de este des-concierto de ideas, acciones o políticas antivida y antifamilia y de situaciones humanas y personales verdaderamente dramáticas y no pocas veces extremas; es fácil caer en el utilitarismo y el pragmatismo que intentamos revertir. Es aquí donde empiezan las INCOHERENCIAS, que tanta eficacia le restan a la labor provida y profamilia.
Por ejemplo, habrá quien diga: "No acepto el aborto quirúrgico pero estoy de acuerdo con la contracepción" (hormonales [píldoras, parches, inyectables, etc.] y diu's o aparatos, que igualmente son abortivos). "Reconozco que la promiscuidad está haciendo estragos entre los jóvenes, pero acepto la promoción del condón entre ellos (sin tomar en cuenta, que la misma mentalidad pro-condón alimenta una postura utilitarista de la sexualidad y -basada en una falsa seguridad- lleva a la misma promiscuidad que se quería contrarrestar). Insisto en que la situación que enfrentamos es diversísima y compleja; pero, aún así, no podemos permitirnos incoherencias en este campo.
Continuamente escuchamos slogans que se nos van quedando: "sexo seguro", "derecho de la mujer a rechazar un embarazo no deseado", "interrupción del embarazo", "producto de la concepción", etc. Pues bien, si nos descuidamos, toda está terminología puede hacer mella en nosotros. Por eso, la primera actitud de un hombre o mujer provida es luchar contra la SUPERFICIALIDAD. Estudiar a fondo cada postura, cada aseveración, y correlacionarla con el todo: Vida humana, amor, familia, fines y dignidad (razón de ser) de la sexualidad humana, matrimonio, familia.
En la práctica te darás cuenta de algo. La mayoría de los que promueven la cultura de la muerte coinciden MONOLÍTICAMENTE en lo siguiente: Legalización del aborto quirúrgico y la "eutanasia", promoción masiva y agresiva de los métodos anticonceptivos y anti-implantatorios (abortivos), promoción GLBT ("gays", lesbianismo, "bisexualismo" y "transexualismo"), clonación, fecundación artificial (inseminación, FIVET), experimentación con embriones, bancos de semen y de óvulos, promoción de "matrimonios" de personas del mismo sexo y de la adopción de niños por parte de estos, promoción de las uniones libres, etc. La IPPF y sus filiales, la ONU y sus oficinas (FNUAP, UNICEF, ONUSIDA, etc.), el grueso de los medios de comunicación, las compañías farmaceúticas, las ong's de feministas radicales y "homosexuales"; casi todos ellos coinciden en estos postulados y prácticas antivida y antifamilia. Métete en internet, lee artículos antivida y antifamilia, lleva un muestreo de quienes apoyan este tipo de acciones e ideas, y te darás cuenta de que son básicamente los mismos con sus redes. Hay otra constante: Muchos de estos grupos son furibundamente ANTICATÓLICOS.
En esta labor es muy importante la COHERENCIA PERSONAL Y COLECTIVA en los principios que defendemos y queremos promover.
Nota: El Padre Argenis es el fundador y asesor espiritual de la organización Voluntarios por la Vida en Venezuela, afiliada a Vida Humana Internacional.

Read more...

1.3. El movimiento antivida a nivel internacional

Presentación del Padre Paul Marx, Fundador de Human Life International, en el congreso Pro vida celebrado en Monterrey, México, del 22 al 24 de abril de 1992
Introducción
Este es un tema muy extenso. Me gustaría poder compartir mis experiencias de lucha contra el aborto y la eutanasia durante los últimos 30 años, después de haber visitado 84 países. Vivimos en tiempos únicos de nuestra historia.
El aborto y la eutanasia fueron condenados por el sentido común de la historia. Fueron condenados 2,000 años antes de Cristo por el código de leyes más antiguo que conocemos: el Sumerio.
El aborto fue condenado por la medicina 400 años antes de Cristo por el médico griego Hipócrates, quien le suplicó a sus estudiantes de la Facultad de Medicina de Atenas que nunca mataran, ya fuera por aborto o por eutanasia. Hipócrates le dio su nombre al famoso juramento que se convirtió en la base de la ética médica hasta hace poco, juramento que los médicos del mundo civilizado repitieron por lo menos durante 22 siglos.
El aborto fue condenado en el primer documento cristiano no bíblico que conocemos, que fue el primer catecismo: La Didajé, escrito alrededor del año 70 después de Cristo. Puesto que la matanza de bebés fue condenada desde las primeras épocas del cristianismo, ésta debe de haber sido muy común en el mundo pagano en el cual no se creía en Dios. Por tanto, en el pasado, tres instituciones afirmaban la moral pública: la ley, la medicina y la religión.
Hoy en día más del 75% de la humanidad vive en países donde la protección que históricamente se le daba al no nacido ya no existe. Actualmente la medicina no tiene casi ninguna ética en la mayoría de los países, puesto que el aborto ha sido legalizado en tantos, y la eutanasia constituye una amenaza que se está discutiendo ampliamente, especialmente en aquellos países que ya no le otorgan protección legal al niño no nacido. Por lo tanto, es obvio que estamos viviendo en tiempos muy particulares, únicos en la historia.

Europa y el Occidente

La mujer casada promedio en Europa Occidental, tiene poco más l.5 de hijos durante su vida matrimonial. El índice menor de nacimientos es el de Alemania: 1.3. Los italianos tienen 1.4. Y en la "católica" Austria hay más abortos que nacimientos. Los países escandinavos se están muriendo, las principales naciones tales como Inglaterra, Alemania y Francia ya quizás se han privado de un futuro a través de la contracepción, la esterilización y el aborto. Dependen actualmente de los inmigrantes. Los países católicos como España y Portugal no están mucho mejor. Todos los países europeos ahora permiten el aborto bajo algunas circunstancias, excepto la pequeña Malta. Por lo tanto, en términos de índices de nacimiento, Europa Occidental que antes era cristiana, va hacia la extinción.

Europa Oriental

Los comunistas rusos fueron la primera nación en la historia en legalizar el aborto a petición en 1920. También legalizaron el divorcio a petición. En 1936 ya esto había causado tanto desorden a la familia y a la sociedad en la USSR que se prohibió el aborto.
A continuación comenzó a dárseles recompensas a las familias y medallas de héroes a las madres en el año 1952. Habían tantas matanzas clandestinas de bebés con todos los problemas de salud nacionales que éstas acarrean, que los comunistas rusos pensaron que tenían más que ganar legalizando el aborto de nuevo, mientras a la misma vez motivaban a las mujeres con recompensas y medallas para que no abortaran.
Antes de la era de Gorbachev, los rusos se estaban reproduciendo a razón de 2.3 niños por familia, gracias a los 40 a 50 millones de musulmanes. Debido al torbellino actual, lo que antes era la Unión Soviética ya no se está reproduciendo. Durante la era de Gorbachev, los rusos tenían una tasa de entre 10 y 12 millones de abortos anuales, más de un aborto por cada nacimiento.
Después que los comunistas legalizaron el aborto de nuevo en 1952, las naciones satélites les siguieron, ninguna de ellas se está reproduciendo actualmente y todas tienen aborto en masa. Hungría tiene más abortos que nacimientos. Ningún país hoy en día tiene una tasa de nacimientos por encima del nivel de reemplazo. Por lo tanto, Europa Oriental también va camino de la extinción.
Por razones egoístas en las cuales no puedo entrar aquí, todos los países ricos contribuyen mucho dinero para promover la contracepción, la esterilización y el aborto en los países en desarrollo. Los Estados Unidos contribuye aproximadamente el 40% de estos fondos.
El mayor promotor de anticonceptivos, esterilizaciones y abortos es la Organización de Naciones Unidas (ONU), particularmente el Fondo de la ONU para Actividades de la Población (FNUAP o UNFPA, por sus siglas en inglés) y el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), así como organizaciones tales como la Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF, por sus siglas en inglés), el Fondo Pathfinder. El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) también están profundamente involucrados, así como otras organizaciones internacionales similares que introducen el mortal veneno de los anticonceptivos, la esterilización y el aborto, con chantajes y amenazas como condiciones para los préstamos que otorgan para diversos proyectos en los países en desarrollo.

Las falsas "soluciones"

En 84 países he notado siempre que sin excepción, la anticoncepción siempre lleva al aborto, no tengo tiempo para entrar en las abundantes evidencias y razones. Baste decir, que hasta los aborteros admiten que la anticoncepción lleva al aborto, e inclusive aumenta el número de éstos. El más famoso abortero del mundo, el Dr. Malcolm Potts escribió: "Según las personas acepten la contracepción habrá un aumento, no una disminución en el porcentaje de abortos" (Cambridge Evening News," enero 7 de 1973.)
La Dra. Judith Bury, abortera británica que mata bebés 5 días a la semana por dinero dijo: "Hay abundante evidencias de que contrariamente a lo que se pueda esperar, el proveer anticonceptivos lleva a un aumento en el porcentaje de abortos". Se podrían multiplicar 100 veces estas declaraciones.
Algunos piensan que la "educación" sexual es la solución a la matanza legal de niños por nacer. ¡No es así! La IPPF y la ONU promueven la "educación" sexual donde quiera que pueden hacerlo a través del mundo entero, porque ésta siempre acarrea más actividad sexual irresponsable, más enfermedades venéreas, más embarazos y por lo tanto la falsa "necesidad" de proveer abortos legales. El Dr. Alan Guttmacher, quien fue presidente de Planned Parenthood Federation of America (Paternidad Planificada, la filial de la IPPF en Estados Unidos), les dijo a sus seguidores que para poder asegurarse de obtener la legalización del aborto, había que implementar la "educación" sexual en todas las escuelas. Es un enorme error el creer, que la "educación" sexual contemporánea resolverá el problema de los embarazos pre-maritales, los anticonceptivos y los abortos. En ningún lado ha sucedido esto, incluso ha fracasado en el país pionero, Suecia. La mayor sabiduría humana y la ciencia más adelantada no lograrán poner bajo control el poderoso impulso sexual, el cual cuando se desata produce el monstruo antivida de la anticoncepción, la esterilización y el aborto.

Puntos importantes

Merece la pena repetir que los abortos quirúrgicos son sólo una parte de la gran mayoría de los abortos. Es esencial que sepamos que el futuro del aborto es a través de la química y los fármacos, en el baño de los hogares. Esto es lo que tenemos que estar preparados para enfrentar y combatir.
¿Quiénes son los enemigos antivida? El FNUAP, el gobierno estadounidense, su Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), el Banco Mundial, el FMI y la IPPF, así como las muchas otras organizaciones internacionales que existen.
Otro de nuestros principales enemigos es el nuevo paganismo. Los paganos siempre han jugado con la sexualidad porque no la entienden. Ello era cierto de los antiguos paganos y también es cierto de los paganos contemporáneos. Otro enemigo son los teólogos disidentes, que no enseñan la verdadera fe y a menudo están en desacuerdo con la Encíclica Humanae vitae.
En los países occidentales este enemigo está en universidades católicas y seminarios, así como en escuelas primarias y secundarias. Y por último, un enemigo formidable es el movimiento de la "Nueva Era" y el feminismo extremista.

Lo que podemos hacer

Lo que el mundo necesita es un rejuvenecimiento espiritual y moral. Estamos sufriendo de un agudo y nuevo paganismo, propagado por doquier por los medios de comunicación. Como dijo Dostoyevski, "si Dios no existe, nada es inmoral."
Necesitamos una catequesis ortodoxa y renovada, y una educación masiva a favor de la vida y la familia, a todos los niveles y en los medios de comunicación. El matrimonio y la vida familiar es la única profesión o vocación en la cual se permite participar a los amateurs, es decir, a personas sin formación espiritual y moral, con los desastrosos resultados que ya conocemos.
Necesitamos urgentemente implementar un curso completo, ortodoxo y sensato para preparar a las parejas para el matrimonio, que incluya la planificación natural de la familia para aquellos que escojan la difícil vocación del matrimonio y la paternidad. Debemos orar y hacer penitencia. Debemos comprometernos a negarnos a nosotros mismos en el mejor sentido cristiano y finalmente no debemos desanimarnos porque Dios está con nosotros, y al final venceremos. No debemos esperar para ver los resultados, el buen Dios del amor y la vida no nos preguntará si triunfamos, sólo nos preguntará si verdaderamente lo intentamos. Gracias.

Read more...

1.4. La internacional de la anticoncepción: Un monstruo de múltiples tentáculos

La internacional antinatalista está compuesta de un número de organizaciones que comparten la misma ideología y que tienen objetivos afines. Algunas de ellas son los organismos de la Organización de Naciones Unidas (ONU): el Fondo para la Infancia (UNICEF), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo para la Población (FNUAP o UNFPA, por sus siglas en inglés). Además, está el Grupo Rockefeller --que comprende la Fundación Rockefeller y el Consejo de Población o Population Council (que está íntimamente ligado al Banco Mundial)--, el Fondo Pathfinder, la Fundación Ford y la mayor de todas: la Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF, por sus siglas en inglés). Se cuentan en la actualidad más de 50 organizaciones cuya finalidad es limitar la población; en 1982, por ejemplo, las doce fundaciones norteamericanas más importantes gastaron más de $30 millones en la financiación del aborto y la contracepción (1).
En Latinomérica, donde el aborto es ilegal en la mayoría de las naciones, los antinatalistas financiados por estas organizaciones (principalmente por la IPPF), promueven los anticonceptivos (que incluyen abortivos, como la píldora y el dispositivo intrauterino o DIU), alegando que su objetivo es reducir el número de abortos ilegales y de "proteger" a la mujer de tener que afrontar un embarazo "no deseado" o "no planificado". En el Perú, por ejemplo, el autor de un proyecto de ley para legalizar la esterilización, cita la cifra de 37.000 abortos ilegales en un año, como justificación para dicha ley (2). Desde que la IPPF comenzó a ejercer su nociva influencia en Latinoamérica hace cerca de 20 años, estos falsos argumentos han sido repetidos tantas veces, que una gran cantidad de personas se los han creído. Pero, ¿qué es lo que realmente persiguen los antinatalistas, cuyos grupos irónicamente se autodenominan: Asociación Pro Bienestar de la Familia (PROFAMILIA, Colombia), "Asociación Chilena de Protección de la Familia" (APROFA, Chile), Sociedad Civil para el Bienestar de la Familia" (BENFAM, Brasil), etc.?
Veamos lo que dicen en su literatura, las organizaciones que les proveen los fondos, así como la ayuda técnia e ideológica.
"La necesidad de tener servicios eficientes para facilitar el aborto legal al comienzo del embarazo, practicado por operadores con experiencia, tiene gran importancia actualmente" (Induced Abortion, Report of World Health Organization Scientific Group y Women, Health and Development in the Americas: An Annotated Bibliography). El libro citado fue editado en 1984 por la Organización Panamericana de la Salud, que es la oficina regional de la OMS. La Organización Panamericana de la Salud también editó un libro, titulado Epidemiology of Abortion and Practices of Fertility Regulation in Latin America: Selected Reports, donde habla del programa de abortos ilegales abiertamente practicados en el hospital Barros Luco de Chile, durante el gobierno del Presidente Allende.
Según reporta el libro Abortion in Psychosocial Perspective, a pesar de las actividades dirigidas a reducir los abortos quirúrgicos (suministro de contraceptivos, inserción de DIUs, etc.), éstos continuaron aumentando. No es de extrañarse que la oficina regional de la OMS hable del aborto en sus publicaciones, pues la OMS recomienda el aborto provocado como parte de los programas para "prevenir" defectos de nacimientos (Prevention and Control of Genetic Diseases and Congenital Defects, Panamerican Health Association, 1984). En 1973, el Tribunal Supremo de Estados Unidos adoptó la misma definición del término "salud" de la OMS para legalizar el aborto a petición durante todo el embarazo en ese país.
Otra entidad antinatalista es el Banco Mundial. Barber Conable, su presidente en 1988, declaró que para fines del siglo XX, esta institución "salvará" a 500.000 mujeres que se supone mueren anualmente debido a embarazos y alumbramientos. El Sr. Conable prometió que el Banco Mundial donará un millón de dólares al fondo "Safe Motherhood" ("Maternidad sin Riesgos") de la OMS. Y añadió que el acceso a la planificación familiar y el aborto son elementos importantes para lograr dicho objetivo (Washington Post, 11 de febrero de 1988).
El libro Strategy for Legal Change, de la IPPF, la organización más proabortista del mundo, explica cómo lograr la legalización del aborto. "Por ejemplo, un médico que lleve a cabo un aborto sin esconderse o que esté proporcionando servicios a adolescentes sin consentimiento paterno, a pesar de que las leyes lo prohiben, puede forzar al sistema judicial a clarificar la ley, interpretándola." Me pregunto si ésto fue lo que trataron de hacer en Chile, con el programa de abortos ilegales, los cuales se practicaban abiertamente en el hospital Barros Luco.
La IPPF también dice, en su libro Gente sin opción, que "...la meta primordial es encontrar una sustancia o método no tóxico y completamente eficaz que, al ser suministrado en una sola ocasión, podría asegurar el estado de no-embarazo una vez completado el ciclo menstrual...el método que más se aproxima a este objetivo es la regulación menstrual mediante una jeringa de succión". La frase "regulación menstrual" es un eufemismo para ocultar el aborto temprano.
En ese mismo libro, la IPPF también aconseja "ejercer presión a favor de los cambios en la legislación referente al aborto, para ponerla en línea con la política de la IPPF..." Aquí la IPPF está hablando de la realización de abortos por parte del personal paramédico (como las enfermeras) y recomienda que el conocimiento de los "beneficios de la planificación familiar" (en la cual incluye el aborto), se imparta "en una etapa temprana en las escuelas, como parte de la educación sexual, de la educación en población y de la educación para la vida familiar". Y continúa diciendo: "La tarea de la IPPF es apoyar a las asociaciones nacionales en cualquiera de estas actividades o en todas ellas ...apoyar los esfuerzos en pro de la reforma legislativa..."
¿Acaso podemos creer que los agentes de la IPPF en Latinoamérica no seguirán la misma política de ésta en cuanto se les presente la oportunidad? Hay que tener en cuenta que la propia IPPF admite en su Informe Anual 1985 Hemisferio Occidental, que "provee asistencia técnica en el diseño de sus programas, produce publicaciones...sirve como intermediaria para facilitar las relaciones con otras unidades de la IPPF, organizaciones internacionales y donantes". Una de esas "otras unidades de la IPPF" es la IPPF de Londres, que tanto promueve el aborto y los contraceptivos para la juventud. El ya mencionado informe también dice que "los 63 miembros del Consejo Regional [de la IPPF] incluyen representantes de cada asociación miembro".
Un libro editado por el Pathfinder Fund, y "preparado como parte de la labor de la IPPF en el campo de la fecundidad adolescente", admite sin ambages lo que la mayoría de los antinatalistas posiblemente jamás admitirían en público, al menos en los países donde el aborto es ilegal, a saber, que "...el recurso al aborto como un modo de regulación de la fertilidad podría ser reducido, pero nadie está seguro de hasta qué grado...sin embargo, aún permanecemos frente al hecho de que ningún método anticonceptivo es apropiado para todos, por consiguiente, es dudoso que la necesidad del aborto desaparezca totalmente algún día". Y añade: "En efecto, se ha dicho que el deseo de un anticonceptivo efectivo, así como el uso de los anticonceptivos modernos, también lleva a corto plazo al aumento del aborto, debido a esa interrelación, los servicios de anticonceptivos y de aborto están unidos en algunos países". (El mismo libro explica cómo violar la ley o la política con la ayuda de "individuos intrépidos".)
Durante una conferencia para médicos latinoamericanos patrocinada por la Fundación Pathfinder, titulada "Tendencias Actuales de la Regulación de la Fecundidad", el Dr. Malcom Potts, famoso antinatalista, expresó la misma convicción: "Pienso que una combinación razonable de anticonceptivos y de abortos es el sistema más barato...para que una comunidad alcance un control razonable de la fertilidad con responsabilidad y seguridad". Tomen nota los que ingenuamente creen la falsedad de que la promoción de anticonceptivos ayudará a disminuir los abortos provocados legal o ilegalmente.
La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) promovió el aborto provocado como método de control demográfico, hasta que fue aprobada la Enmienda Helms. La USAID es la entidad gubernamental a través de la cual se han canalizado todos los fondos de Estados Unidos (es decir, de sus contribuyentes) destinados a los programas de control natal promovidos por la internacional de la anticoncepción.
Desde su inicio en la década de los 60 hasta 1973, año en que fue aprobada la Enmienda Helms, la oficina de población de la USAID fomentó el desarrollo de nuevas técnicas abortivas, incluyendo el aspirador uterino. Aún después de aprobada la Enmienda Helms, la USAID emitió una declaración, el 10 de junio de 1974, en la que afirmaba que "continuaría apoyando los programas de investigación...para el control de la fertilidad...ello incluye tanto los métodos preventivos como los retroactivos" (4). Evidentemente, se podrían catalogar ciertos tipos de abortos provocados como "métodos retroactivos".
En 1978, bajo el Gobierno del Presidente Carter, a instancias de funcionarios de la USAID y para ayudar a esta agencia a desarrollar sus planes en el exterior, el Congreso aprobó y puso en vigor en el Código de Estados Unidos ("US Code") la Sección 104(d) del "Acta Internacional de Ayuda para la Alimentación y el Desarrollo de 1978" ("International Development and Food Assistance Act of 1978"). Ese acta declara que "...todas las actividades para obtener financiamiento...deberán tener como objetivo promover las familias más pequeñas en programas educativos, de alimentación, para el control de las enfermedades, de servicios maternos e infantiles, de mejoras en la condición y empleo de la mujer, de producción agrícola, de desarrollo rural y de asistencia a los pobres de las ciudades". En la Sección 102, titulada "Política de Asistencia para el Desarrollo" ("Development Assistance Policy"), el Acta de 1978 afirma que la ayuda monetaria de Estados Unidos se "concentrará en países que demuestren su compromiso y su progreso" a través de su "control de la población" (5). Ello constituye una tendencia a condicionar la ayuda a los países en desarrollo a la aceptación de programas antinatalistas de Estados Unidos.
El Presidente Ronald Reagan, que se opone al aborto, adoptó una nueva política que fue promulgada durante la Conferencia Mundial sobre la Población en Ciudad México, en 1984. Esta política prohibe que las organizaciones que promueven el aborto como método de "planificación familiar" continúen recibiendo fondos del gobierno de Estados Unidos. Los proabortistas en Estados Unidos, como la filial de la IPPF en ese país, Planned Parenthood Federation of America (Federación de Paternidad Planificada de Estados Unidos o simplemente Paternidad Planificada), han logrado presentar un proyecto de ley en el Congreso (HR 4270) para anular la política del Presidente Reagan. Si ese proyecto es aprobado, permitiría que la rama ejecutiva del gobierno limitara las actividades de las organizaciones internacionales antinatalistas que reciben fondos de Estados Unidos, pero sólo hasta el punto en que las organizaciones estadounidenses que funcionan bajo el "Título X" ("Title X") del Acta de Servicios de Salud Pública son reguladas y limitadas.
En ese sentido, es preocupante el hecho de que ciertos fallos emitidos por algunos tribunales de Estados Unidos han impedido los esfuerzos del movimiento Pro vida de eliminarle, o al menos reducirle, los fondos a las organizaciones proabortistas que son financiadas con dinero de los contribuyentes por medio del "Título X". Estas organizaciones promueven el aborto incluso entre los menores de edad en las escuelas públicas.
Por consiguiente, de ser aprobado el proyecto de ley HR 4270 por el Congreso, las organizaciones internacionales proabortistas, como la IPPF y sus aliados, tendrían libertad para promover abiertamente el aborto como método de control de la natalidad, aun entre los menores de edad en países donde el aborto es ilegal. Además, de ser aprobada el HR 4270, los mismos reglamentos inmorales que rigen en Estados Unidos por medio del "Título X", como el suministro de anticonceptivos y abortivos a la juventud aun sin el consentimiento paterno, serían aplicados a los países que reciben fondos de Estados Unidos de ayuda al extranjero.
Teniendo en cuenta que, lamentablemente, en Estados Unidos, el aborto a petición es legal hasta el momento mismo del nacimiento, y hasta para menores de edad sin el consentimiento paterno y para las mujeres casadas sin el de su esposo, esta política de desprecio a la vida humana y a los derechos paternos sería exportada a otros países con mayor ímpetu aún de lo que ha sido en el pasado. Ello constituiría, en nuestra opinión, la más terrible ingerencia de una nación en los asuntos internos de otras. Y equivaldría a dictar normas de moral (inmorales en este caso) a pueblos que en su mayoría todavía conservan sus valores cristianos y humanos.
Magaly Llaguno es la Directora Ejecutiva de Vida Humana Internacional (VHI). Este artículo fue publicado por primera vez en el boletín bimensual de VHI, Escoge la Vida, en el número de julio de 1988, pp. 5-6..
Citas: 1. ACEPRENSA, Servicio 45/88. 2. Extra, 29 de abril de 1988. 3. Diario Las Américas, 15 de abril de 1988. 4. Foreign Aid for Abortion, Hastings Center Report, 1980. 5. Jacqueline Kasun, The War Against Population (San Francisco: Ignatius Press, 1988). 6. NFD Journal, septiembre de 1987.

Read more...

1.5. Terminología de la cultura de la muerte

Salud reproductiva: Reproducirse lo menos posible. Por lo tanto, en estos programas constan todas las formas de mentalización ("los pobres sufren"), la difusión por los medios, información en oficinas médicas, hospitales, centros de salud, sobre la conveniencia y los beneficios de los métodos de control natal incluyendo abortivos como el DIU y la esterilización femenina y masculina. Difícilmente la población, incluidos médicos, enfermeras, trabajadoras sociales, pueden encontrar la contradicción: los daños que producen los contraceptivos afectan la salud física, mental y moral. En segundo lugar, el término reproducción se aplica a los animales. Los seres humanos procrean.

Bajar el índice de mortalidad materna: Utiliza el control de la natalidad mediante la educación sexual, la contracepción y la esterilización. Posteriormente será con el aborto quirúrgico y químico valiéndose de múltiples resortes de orden político. Por ejemplo se comienza por la:
Ley de Estados Unidos para tramitar los prestamos o ayudas al desarrollo:
En lo esencial, el decreto con el título 22, sección 102 de 1978 dice:Incremento de la agricultura
a) Reducción de la mortalidad infantil
b) Control de la población
Sobre este último punto, textualmente dice: "Se dará una motivación (en el país que recibe los fondos) para que las familias sean pequeñas". 1
Si con los anteriores presidentes y congresos de E.U.A., se aplicó esto, con Clinton empeoró la situación, porque desde 1965 incrementó en un 16% el presupuesto para aborto, o sea, el actual presidente subió a 585 millones de dólares el presupuesto anual dentro de los Estados Unidos, con este objetivo, USAID, o como se lo conoce entre nosotros, como AID, con oficinas propias en el Ministerio de Finanzas, distribuye el dinero de acuerdo a estas pautas, otorga préstamos no reembolsables a los países pobres, poniendo especial énfasis en el control de la natalidad.
A nivel mundial la contribución de los E.U.A. por medio de USAID, al Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), cuya drasticidad se sustenta en estadísticas manipuladas y suministra asistencia monetaria a los países pobres. En China, país comunista que debería estar en contra de las políticas de los E.U.A., el gobierno acepta y pone en práctica con severas medidas la política de "un niño por familia". Esa misma es la aspiración de UNFPA para América del Sur y para el Africa. 2

Planificación familiar: (Planned Parethood) Comienza con una mentalización, primeramente de profesionales, y luego, difusión por conferencias, seminarios y talleres pagados íntegramente aún en el extranjero. Hoy día se publica por todos los medios de comunicación y por la "educación sexual" para niños y adolescentes, evitando que ésta sea enseñada por sus padres. "Educación sexual" cuyos manuales y sistemas audiovisuales son enteramente materialistas e inciden en la descripción de órganos reproductivos y en el supuesto beneficio de los contraceptivos y de la esterilización. En los países donde el aborto es legal, éste constituye uno de los métodos de planificación familiar que ya se ha introducido en nuestro medio, aunque todavía sea ilegal.
En nuestro país se presentan todas las formas de aborto quirúrgico: succión, curetaje, aborto salino, micro cesárea y cesárea con infanticidio, y quienes lo hacen ni siquiera pagan impuestos al fisco, pese a que los honorarios son extremadamente altos.

Efecto antinidatorio: Término inventado para no decir matanza de seres humanos en estado embrionario. El embrión existe desde antes que él pueda llegar al útero para sembrarse o anidar en el mismo. Invetaron este término para explicar el mecanismo de acción del DIU, la píldora y el Norplant, entre otros.

Pre-embrión: Aunque este término se lee en elegantes y costosas publicaciones de los mercaderes de la muerte, no existe tal pre-embrión, ya que desde el momento en que un óvulo es fertilizado (en poquísimos segundos) por un gameto masculino, el embrión, o "pre-embrión" tiene todas las informaciones de ese ser humano que nacerá si se lo permiten. En los genes se instalan ipso-facto las memorias de las generaciones anteriores y futuras del padre y de la madre: abuelos, bisabuelos, hijos, nietos, biznietos.

Anticoncepción post-coito: "pildora del dia siguiente". Con altas dosis de estrógenos que producen contracciones uterinas también las prostaglandinas, que no han prosperado en el comercio, y la píldora francesa RU 486, por ahora aplicada masivamente en China. Provocan el aborto en cualquier etapa de la gestación. Generalmente es un aborto incompleto. En las zonas rurales producirá una lata mortalidad materna.

Interrupción de la gestación: Llamada también "terminación dela gestación". Términos introducidos en el vocabulario y en la práctica médica para camuflar la verdadera realidad que es un aborto provocado quirúrgicamente por razones eugenésicas y falsamente terapéuticas.

Aborto inducido: Aborto provocado quirúrgicamente, aplicado generalmente para niños minusválidos o para niños con enfermedades incompatibles con la vida después del nacimiento, por ejemplo, la anencefalia y otras llamadas teratogenicas.

Ligadura: Esterilización femenina por varios métodos: con laparoscopia y con métodos radicales como la operación de Pomeroy. Con cualquiera de estas existe un índice de nuevas concepciones. Los matrimonios que deciden este procedimiento, como los otros, deben ser advertidos por el profesional que los atiende.

Contracepción oral: Prescripción, venta y uso de sustancias hormonales, tomadas en serie, "píldoras", por mujeres sanas que no necesitan hormonas. El mercado de éstas es extremadamente cambiante en cuanto a la composición química, al costo y a los nombres comerciales.

Métodos de barrera: Condones masculinos y femeninos, diafragmas, espermaticidas, etc. Tal barrera no existe, pues está comprobado que aún sin romperse, pasan espermatozoides afectados por los químicos espermaticidas y, desde luego dejan pasar el virus del SIDA en un alto porcentaje. El condón se ha convertido en un negocio muy rentable por las campañas contra las enfermedades de transmisión sexual, sobre todo del SIDA. Sociedades bien organizadas de homosexuales acaparan millones de dólares con ese pretexto. El médico francés Condom es quien le dio su verdadero nombre, pero por obvias tácticas, se le llama "preservativo" y hasta "profiláctico". Se ha convertido en un símbolo de rebeldía contra el Papa y las religiones cristiana y musulmana. Los llenan de vidrio molido para agredir las procesiones que rezan el rosario delante de los abortuarios y la firma BENETON se encargó de instalar un gigantesco condón en el obelisco de París. Los cristianos tienen la palabra de Dios para negarse a usar estos métodos: "Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y los dos se harán una sola carne". (Mateo 19,5). Jesús especifica, de este modo, que no puede interponerse nada entre los órganos generativos, ni siquiera una membrana, por más delgada que ésta sea.

Hijo no deseado: El que está por nacer y que vive dentro de la madre, pese a que los padres usaron medios de control natal, o no los usaron. Niño candidato a morir por aborto.

Usuarias: Mujeres sometidas a los sistemas de control natal. AID logró que en los programas financiados por ellos instalen este humillante término para la PNF.

Producto de la concepción o simplemente "producto": La obstetricia corrompida por la cultura de la muerte denomina así a un niño no nacido desde la concepción, hasta el momento del parto. "Está… naciendo el producto".

Tejido embrionario: Embrión, con todas las implicaciones del ser humano.

Extracción de la menstruación: Aborto provocado por succión hasta las once semanas.

Limpieza uterina: Invento de médicos obstetras negociantes que ocultan el aborto provocado por ellos, hasta a la misma mujer, cobran los honorarios y a veces no hay gestación.

Género: El profesor Schooyans enfoca ese término utilizado por las feministas radicales como una "ideología según la cual, los roles del hombre y la mujer no están dentro de la naturaleza, sino que son el resultado de la historia y de la cultura. Según ellas y sus seguidores "la sociedad inventó los papeles del hombre y de la mujer", esta ideología intenta desmaternizar a la mujer e indirectamente patrocinaría el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Globalización: Nuevo Orden Mundial. Ya no es el antagonismo entre Oriente y Occidente (Segunda guerra mundial y posterior guerra fría), que se sustituyó con los problemas dolorosos Norte-Sur, o países ricos al Norte y pobres al Sur poblados de negros, amarillos e indios. En los últimos tiempos asoma el fenómeno de la "globalización" mediante la cual los ricos de los países ricos escogen a la élite de ricos de los países pobres para obligarles , mediante sofismas y estímulos de sus personales apetencias, a poner en práctica ciertas acciones eficaces y drásticas. El autor Schooyans en su libro El aborto, implicaciones politicas, escribe un capítulo titulado "Multimillonarios del Mundo Unios", donde dice que los países del tercer mundo deben aceptar un programa global donde debe primar la "seguridad". Cuenta primero la "seguridad demográfica mundial". Para esto, utilizará instrumentos de orden político, educativo, científico, tecnológico y económico. La libertad de iniciativa de las universidades y centros de investigación, será orientada e incluso cancelada y su función crítica será muy disminuida. Las subvenciones estarán subordinadas a la complacencia con dichos organismos que tendrán que aceptar los programas de investigación, definidos por la minoría (ricos, externos e internos de los países). Esta minoría dominante concederá una gran importancia a los problemas ecológicos, financiará la investigación sobre reproducción humana, fecundidad y demografía, con el fin de desactivar la llamada "bomba P", o bomba poblacional. Esta poderosa minoría tendrá bajo control a todo un cuerpo internacional de intelectuales (y políticos) ya sean cómplices o utilizados como instrumentos involuntarios (Primera Dama 1997).
Así se realiza una colonización ideológica que logra separar a los dirigentes de su propio pueblo (hablando lindas palabras como democracia, solución a la pobreza, vivienda barata, canasta familiar, etc.) Las pequeñas naciones pueden ser fácilmente utilizadas como repetidores de un centro de poder totalmente nuevo.
Los Faraones egipcios ordenaban hacer ladrillos a fuerza de látigo y de muerte. Hoy son utilizadas técnicas camufladas y sofisticadas, pero igualmente crueles. Exodo 1,9, y 3,7.
1. Fuente: "La guerra contra la poblacion" de Jackeline Kassum, profesora de la Universidad de California.
2. Fuente: "clinton busca la paz y prosperidad del mundo de cara al aborto", publicado por Liga Americana para la Vida, Inc. PO Box 1350, Stafford, BA 22555, USA.
Nota: La autora de estas notas utilizadas por la cultura de la muerte es la Dra. Olga Reyes M.D. Ginecobstetra y fundadora de movimiento pro vida en el Ecuador. Fueron presentadas el 25 de Septiembre de 1997 en el Encuentro Nacional de Pastoral Familiar C.E.E., en Quito, Ecuador.

Read more...

1.6. Los nuevos rostros de la "cultura" de la muerte

Introducción

El año pasado (2001) en el I Congreso Internacional "Vida y Familia: Maravilla del Amor", celebrado por la Coalición de Grupos a favor de la Vida y la Familia de Mexicali, Baja California, México, hablé sobre las estrategias principales que la "cultura" de la muerte utiliza para promover el aborto, la anticoncepción y la "educación" sexual hedonista. Desde entonces, la "cultura" de la muerte ha intensificado sus esfuerzos y algunos de ellos se han vuelto más especializados y difíciles de combatir. Me refiero, entre otras cosas, al lamentable hecho, conocido por todos, de la manipulación de embriones humanos, como la clonación. Estamos viendo que el aborto, ya sea quirúrgico o el causado por los anticonceptivos abortivos, no es la única manera silenciosa y escondida en que la "cultura" de la muerte destruye a los seres humanos no nacidos. Lo es también la fecundación in vitro, la clonación y la experimentación con embriones humanos.
Por otro lado, está el crimen de la eutanasia. Éste también ocurre en el silencio y a la sombra de las instalaciones médicas, revestido así de una apariencia de legitimidad. Es parte del engaño de la "cultura" de la muerte, de encubrir la destrucción de la vida de un ser humano con una fachada de "piedad" o de "servicio a la humanidad".
Es necesario entonces profundizar en nuestro conocimiento sobre el avance que ha tenido la "cultura" de la muerte durante los últimos meses. Se precisa una reflexión que ahonde en las estrategias y engaños presentes en los nuevos ataques de esta falsa "cultura". Esta conferencia tiene ese propósito. Se trata de desenmascarar los nuevos "rostros" de la "cultura" de la muerte.
La necesidad de esa reflexión es apremiante, pues mientras más silencioso es el enemigo, más difícil es de combatir. Existe el peligro de que la conciencia, aún la de los buenos, se adormezca ante el sigilo de estas formas de atacar la vida humana, con el consecuente debilitamiento de la acción en defensa de la vida. Ello hay que impedirlo a toda costa.

¿Qué es la "cultura" de la muerte?

El término "cultura" de la muerte se refiere a una mentalidad, a una manera de ver al ser humano y al mundo, que fomenta la destrucción de la vida humana más débil e inocente por parte de los más fuertes y poderosos, de los que tienen voz y voto. El término "cultura" de la muerte fue acuñado por el Papa Juan Pablo II en su Encíclica El Evangelio de la Vida, publicada el 25 de marzo de 1995.
Aunque en realidad la "cultura" de la muerte comenzó cuando, en el umbral mismo de la historia, satanás engañó al hombre y éste, por su propia voluntad, cayó en el pecado, y aunque la "cultura" de la muerte se ha extendido por toda la historia de la humanidad, ha sido en los últimos siglos que esta "cultura" de la muerte ha asumido unas características sin precedentes. "...[E]stamos frente a una realidad más amplia, que se puede considerar como una verdadera y auténtica estructura de pecado, caracterizada por la difusión de una cultura contraria a la solidaridad, que en muchos casos se configura como verdadera ‘cultura de muerte'" (El Evangelio de la Vida, núm. 12.).
¿Y qué es lo nuevo de esta "cultura" de la muerte? El Papa responde diciendo: "Con las nuevas perspectivas abiertas por el progreso científico y tecnológico surgen nuevas formas de agresión contra la dignidad del ser humano, a la vez que se va delineando y consolidando una nueva situación cultural, que confiere a los atentados contra la vida un aspecto inédito y --podría decirse-- aún más inicuo ocasionando ulteriores y graves preocupaciones: amplios sectores de la opinión pública justifican algunos atentados contra la vida en nombre de los derechos de la libertad individual, y sobre este presupuesto pretenden no sólo la impunidad, sino incluso la autorización por parte del Estado, con el fin de practicarlos con absoluta libertad y además con la intervención gratuita de las estructuras sanitarias" (El Evangelio de la Vida, núm. 4).
El Papa aquí nos dice que la nueva forma que ha asumido la "cultura" de la muerte es inédita (es decir, nueva, no tiene precedentes en la historia) y aún más inicua (es decir, peor que antes). Ello se debe, explica el Santo Padre, a que el progreso científico y tecnológico de los últimos tiempos, que por una parte es una bendición de Dios por todo el bien que hace, por otra, sin embargo, en manos de gente mala, ha sido utilizado para hacer el mal y para hacerlo a gran escala, como nunca antes.
Pero ello no es lo peor. Juan Pablo II explica que lo inédito, lo nuevo, de esta "cultura" de la muerte, es el hecho de que gran parte de la sociedad la justifica en nombre de una falsa libertad individual y que incluso ha logrado, en muchos países, que el gobierno la legalice y que un gran sector de la comunidad médica la practique.
El aborto, la eutanasia y la manipulación de embriones son los ejemplos más tristes de esta situación que describe el Papa. Ya no se trata principalmente de una matanza de seres inocentes por medio de guerras y atropellos bélicos, sino de una silenciosa y sutil, pero más aún nefasta destrucción de la vida humana, que cuenta incluso con la aprobación de un gran sector de la sociedad, con el amparo de la ley y que es perpetrada precisamente por algunos de aquellos que se supone sean los primeros defensores de la vida: los médicos y otros profesionales de la salud.

Eugenesia y "cultura" de la muerte

Decíamos que la "cultura" de la muerte se caracteriza por formas de atacar la vida humana inocente e indefensa por parte de los fuertes y poderosos. Ello nos lleva precisamente a una de las características fundamentales de la mentalidad de la "cultura" de la muerte: la eugenesia.
La eugenesia es la reproducción planificada y sistemática de los seres humanos de forma tal que se reproduzcan los que son "superiores" y que no se reproduzcan o que se eliminen los "inferiores". Esta definición de eugenesia es la que se desprende del pensamiento y del activismo de sus proponentes, que en breves momentos examinaremos. Pero antes de entrar en ello quiero señalar un par de cosas que me parecen muy importantes:
La primera es bien sencilla y evidente. Es el hecho de que la definición de superioridad e inferioridad de la eugenesia queda en manos de los que precisamente fomentan esta "cultura" de la muerte. En mi opinión, en el año 1922, tuvo lugar un hecho importantísimo que contribuyó sobremanera a la formación de la actual "cultura" de la muerte. Lamentablemente, pienso que a este hecho no se le ha dado la debida importancia. Me refiero a la publicación, en Alemania, del libro titulado Die Freigabe der Vernichtung Lebensumwertern Lebens ("La exoneración de la destrucción de la vida carente de valor"), del psiquiatra Alfred Hoche y del jurista Karl Binding. La idea de que existen personas cuyas vidas "carecen de valor" --por causa de enfermedad, limitaciones físicas o mentales, sufrimiento, vejez, etc.-- influyó en los programas eutanásicos y de eliminación de los judíos y de otras personas por parte de los nazis.
Obsérvese que hemos dicho que la idea de que la vida de algunos seres humanos carece de valor influyó en los programas de los nazis y no al revés. Las ideas tienen consecuencias. Y las malas ideas tienen consecuencias funestísimas. Estos intelectuales alemanes, personas en posiciones de poder, definieron quiénes merecían vivir y quiénes no. Luego, otros se encargaron de llevar su diabólica mentalidad a la práctica. Lo mismo está sucediendo hoy.
La segunda cosa que quiero señalar es que la mentalidad eugenésica no es simplemente una idea más en el arsenal de la "cultura" de la muerte. Por el contrario, la eugenesia engloba esta "cultura". Es una de sus motivaciones principales, la otra es el hedonismo, es decir, el culto al placer. La tentación del diablo que ocasionó el pecado original fue la famosa frase de la serpiente a Adán y Eva: "¡Seréis como dioses!" (Génesis 3:5). Y la manera más poderosa de ser como dioses, es decir, de dominar a los demás, es controlando la fuente de la vida y por supuesto, la muerte. Margaret Sanger, la fundadora de Paternidad Planificada, la filial en Estados Unidos de la Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF, por sus siglas en inglés), la organización que más promueve el aborto en todo el mundo, dijo lo siguiente: "Más hijos para los capacitados; menos hijos para los incapacitados, ésa es la esencia del control de la natalidad" (The Birth Control Review, mayo de 1919).
Muchas veces nosotros los provida hemos denunciado las falsedades del control demográfico. Hemos refutado el mito de la "sobrepoblación". Hemos alertado sobre la mentalidad imperialista presente en los programas controlistas que el primer mundo le quiere imponer a América Latina a base de condicionamientos y presiones económicas. Pero no podemos olvidar que en la base de todo ello hay una mentalidad eugenésica, que es una mentalidad de dominación, del ejercicio absoluto del poder sobre los débiles, inocentes e indefensos. Es la mentalidad provocada por el pecado de querer ser como dioses, del pecado de la soberbia, el padre de todos los pecados.

Breve resumen histórico de la "cultura" de la muerte

Se pudiera decir que la "cultura" moderna de la muerte comenzó a finales del siglo XVIII con la publicación del libro Essay on the Principle of Population ("Ensayo sobre el principio de la población") de Thomas Robert Malthus (Jacqueline Kasun, The War Against Population. The Economics and Ideology of Population Control, San Francisco: Ignatius Press, 1988, p. 26). En esa obra, el autor, profesor de economía política, sostuvo la errónea teoría de que había que controlar el crecimiento de la población, especialmente de "las clases inferiores de la sociedad", ya que el mismo era mayor que la producción de los alimentos. Malthus creía que si se les negaba a los pobres la ayuda económica, tanto pública como privada, éstos "se darían cuenta" de las "ventajas" de limitar sus familias de acuerdo con sus ingresos (Ibíd., 157). Aquí, evidentemente vemos la mentalidad eugenésica, que luego repercutió en la Alemania Nazi y en Margaret Sanger.
De hecho, Margaret Sanger, cuya nefasta influencia se dejó sentir en la primera mitad del siglo XX, publicó, precisamente en 1922, un libro titulado The Pivot of Civilization ("El pívot de la civilización"), por medio del cual divulgó las ideas eugenésicas. El siguiente pasaje de este libro revela con toda claridad el carácter eugenésico de la ideología de Sanger y constituye un eco perfecto del pensamiento de Malthus: "La caridad organizada es el síntoma más seguro de que nuestra sociedad ha criado y continúa criando, perpetuando y aumentando cada vez más el número de defectuosos, delincuentes y dependientes. La atención que se les da a las mujeres pobres es la filantropía más dañina e insidiosa. El crecimiento de la clase obrera debería ser regulado, puesto que son imbéciles benignos, que estimulan a los elementos defectuosos y enfermos de la humanidad para que sean más irresponsables, se extiendan y se reproduzcan. Debemos eliminar los yerbajos humanos, aislar a los idiotas, los desajustados y los que no sirven, y esterilizar a la raza genéticamente inferior" (The Pivot of Civilization, New York: Brentano's, 1922, p. 108).
Lógicamente la eugenesia de Sanger la llevó al racismo. La siguiente cita lo demuestra fehacientemente: "No queremos que nadie se entere de que queremos eliminar a la población negra y el ministro religioso es el hombre que puede aclarar esa idea, si alguna vez se le ocurre al más rebelde de sus miembros" (citado en Madeline Gray, Margaret Sanger: A Biography, Nueva York: Marek, 1979, 326).
Lo peor de todo es que esta mentalidad eugenésica condujo a Sanger a apoyar la eliminación de aquellas vidas humanas consideradas un "estorbo". Las siguientes palabras de Sanger, tomadas de otra obra suya, son terribles y demuestran la patética conclusión a la que lleva la eugenesia: "Lo más misericordioso que una familia numerosa puede hacer con uno de sus miembros más pequeños es matarlo" (Women and the New Race Nueva York: Brentano's, 1920. Reimpr. : Geo. W. Halter, 1928, p. 67).
En 1916, en la Ciudad de Nueva York, Sanger fundó la primera clínica para el control de la natalidad, precisamente para llevar a la práctica sus ideas eugenésicas. También fundó la Liga para el Control de la Natalidad y la Revista para el Control de la Natalidad (Birth Control Review). Varios promotores de la eugenesia, de la "supremacía blanca" y de ideas nazistas escribieron artículos en su revista (George Grant, Grand Illusions. The Legacy of Planned Parenthood, 3ra edición, Higland Books, 1998, p. 39).
Sin embargo, con el correr del tiempo el mundo se enteraría de los horrores del nazismo. Sanger había estado vinculada al movimiento eugenésico y había fomentado la anticoncepción, la esterilización y el aborto. Tenía problemas con la ley, que en aquel entonces prohibía estas cosas. Entonces le cambió el nombre a su organización. En 1942, surgió Planned Parenthood Federation of America --Paternidad Planificada de Estados Unidos (Ibíd., 75-76). Pronto surgieron filiales en otros países y en 1952 los líderes de estas filiales fundaron la IPPF (IPPF/WHR, "The First Forty Years," Forum, vol. 10, junio de 1994, p. 36-41). Hoy en día la IPPF cuenta con asociaciones miembros en casi todos los países, incluyendo los de América Latina, en México, su filial se llama MEXFAM.
He aquí, pues, un resumen de la "cultura" de la muerte y de uno de sus ejes: la eugenesia. A continuación veremos cómo esta mentalidad asume formas y estrategias concretas en algunos de los principales ataques contra la vida que pasaremos a examinar.

Reproducción sin sexualidad y manipulación de embriones

Hemos dicho que la eugenesia es una mentalidad que propicia la dominación de las fuentes de la vida. Dios nos creó a imagen y semejanza suya y nos mandó llenar la tierra y dominarla (cf. Génesis 1:27-28). Pero, por efecto del pecado, ese dominio legítimo de la naturaleza se convirtió en dominación desmedida, no sólo de la naturaleza, sino de la propia persona humana y de su capacidad procreadora.
Ello se manifiesta de forma patente en las técnicas de fecundación in vitro (FIVET). La FIVET consiste en la obtención de óvulos y espermatozoides que luego se colocan en una caja de Petri, que es un medio de cultivo, para que la concepción ocurra in vitro, es decir, en el laboratorio, fuera de la madre.
De esta forma se esquiva el acto conyugal y se busca la procreación fuera de él. La Iglesia enseña que para que una técnica de reproducción asistida sea legítima tiene que constituir una ayuda, no una sustitución, del acto conyugal. La FIVET es evidentemente una sustitución del acto conyugal. Para más información, véase el documento que la Congregación para la Doctrina de la Fe publicó en 1987 y que se titula "Instrucción Donum vitae sobre el respeto de la vida naciente y la dignidad de la procreación".
Pero la inmoralidad de la FIVET no sólo estriba en ser una sustitución del acto conyugal, sino que también consiste en el homicidio de seres humanos inocentes, ya que se presta para la destrucción de innumerables embriones humanos. La eficacia de la FIVET en producir nacimientos vivos es tan baja, que los especialistas en estas técnicas intentan fecundar y transferir a la madre de 4 a 6 embriones a la vez con el objeto de producir un nacimiento vivo. Pero evidentemente aquí estamos frente a la destrucción de varios seres humanos para que nazca uno. Los embriones de "baja calidad" son desechados o simplemente no sobreviven.
Eso no es todo. La FIVET se utiliza también para producir embriones para luego experimentar con ellos. El presunto objeto de ello es descubrir las causas de las enfermedades hereditarias y procurar su cura.
Pero esto constituye una falta de respeto a la vida de un ser humano pequeñito e indefenso. Tenemos que darnos cuenta de que no se debe nunca utilizar a unos seres humanos para curar a otros. Cada ser humano es un fin en sí mismo, es decir, un valor absoluto en sí mismo, y no un mero medio o instrumento para beneficio de otros. De lo contrario estaremos rebajando al ser humano a la categoría de cosa, en vez de reconocerlo como persona.
Estamos aquí ante el enfrentamiento entre una falsa "ética" de la "calidad" de la vida humana y una verdadera ética de la dignidad de la vida humana. La "ética" de la "calidad" de la vida humana propone que los seres humanos valen tanto en cuanto su vida tenga "calidad". Esa "calidad" se mide en términos de utilidad. Si esa persona es útil para otros o es "deseada" por esos otros, entonces, y sólo entonces, tiene valor. Evidentemente esta "ética" aberrante coincide plenamente con la eugenesia y es la base que justifica todo tipo de atropellos de los fuertes contra los débiles: aborto, control demográfico, manipulación de embriones, eutanasia, etc.
La ética de la dignidad de la vida humana proclama en cambio que toda persona humana tiene un valor, o mejor dicho, es un valor intrínseco y absoluto, es decir, que la persona humana vale por el mero hecho de ser persona, y no por la posesión de ciertas cualidades: salud, dinero, posición social, edad, etc. La persona humana posee ese valor por la presencia en ella del alma inmortal, cuya existencia es demostrable por la razón, sin ayuda de la fe. Aunque, claro, la fe nos ayuda a esclarecer con más fuerza todavía la dignidad de toda persona humana. Hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios (cf. Génesis 1:27) y redimidos por Cristo (cf. Juan 3:16). En nuestros boletines electrónicos de enero y febrero de este año, accesibles ahora en nuestra página web, hemos incluido varios artículos de reflexión sobre la dignidad de la persona humana y cómo ésta es el fundamento de una ética auténtica.
No es que la calidad de la vida humana no sea importante. Claro que lo es. Pero la calidad de la vida humana no puede erigirse como el fundamento del valor de la vida humana. Una vez que hemos afirmado el valor o dignidad intrínseca de toda vida humana como el fundamento de la moral, entonces podemos abordar, con equilibrio y sensatez, el tema de la calidad de la vida humana.
La FIVET también se presta para una especie de manipulación de embriones que se llama clonación. El documento de la Congregación de la Doctrina de la Fe, Donum vitae, que cité hace unos momentos, se refiere a la clonación y otras manipulaciones embrionarias en los siguientes términos:
"Las técnicas de fecundación in vitro pueden hacer posibles otras formas de manipulación biológica o genética de embriones humanos, como son: los intentos y proyectos de fecundación entre gametos humanos y animales y la gestación de embriones humanos en útero de animales; y la hipótesis y el proyecto de construcción de úteros artificiales para el embrión humano. Estos procedimientos son contrarios a la dignidad del ser humano propia del embrión y, al mismo tiempo, lesionan el derecho de la persona a ser concebida y a nacer en el matrimonio y del matrimonio. También los intentos y las hipótesis de obtener un ser humano sin conexión alguna con la sexualidad mediante ‘fisión gemelar', clonación, partenogénesis, deben ser considerados contrarios a la moral en cuanto que están en contraste con la dignidad tanto de la procreación humana como de la unión conyugal.
"La misma congelación de embriones, aunque se realice para mantener en vida al embrión -crioconservación-, constituye una ofensa al respeto debido a los seres humanos, por cuanto les expone a graves riesgos de muerte o de daño a la integridad física, les priva al menos temporalmente de la acogida y de la gestación materna y les pone en una situación susceptible de nuevas lesiones y manipulaciones.
"Algunos intentos de intervenir sobre el patrimonio cromosómico y genético no son terapéuticos, sino que miran a la producción de seres humanos seleccionados en cuanto al sexo o a otras cualidades prefijadas. Estas manipulaciones son contrarias a la dignidad personal del ser humano, a su integridad y a su identidad. No pueden justificarse de modo alguno a causa de posibles consecuencias beneficiosas para la humanidad futura. Cada persona merece respeto por sí misma: en esto consiste la dignidad y el derecho del ser humano desde su inicio" (Donum vitae, Parte I, no. 6).
En el caso de la clonación, ésta "se efectúa tomando un óvulo, sacándole su núcleo y reemplazándolo con un núcleo de una célula somática, es decir, con un núcleo que contiene 23 pares de cromosomas. La célula resultante de la primera etapa de un clon es un cigoto. Como se puede ver, la clonación evita la reproducción sexual e inyecta directamente un núcleo somático dentro del óvulo, sin necesidad del espermatozoide" (Padre Alfred Cioffi, "Clonación humana: ¿reproductiva o terapéutica?", Boletín Electrónico de VHI, 26 de marzo del 2002, vol. 5, no. 15).
La estrategia que utilizan los que promueven la clonación consiste primeramente en disfrazarla con un manto de bondad, diciendo que es para curar enfermedades, como el Alzheimer.. Más concretamente, están utilizando la estrategia de establecer, como si fuese verdadera, una falsa distinción moral entre la clonación llamada "reproductiva" y la clonación llamada "terapéutica". A continuación voy a citar varios párrafos de un artículo que publicamos en el número del 26 de marzo del 2002 de nuestro Boletín Electrónico, disponible en nuestro portal. Su autor es el Padre Alfred Cioffi, doctor en teología moral, especialista en bioética y que actualmente está realizando estudios doctorales en genética en Boston:
"Actualmente, algunos científicos y políticos están tratando de establecer una distinción entre la clonación ‘reproductiva' y la clonación ‘terapéutica'. En la clonación reproductiva, el cigoto se implanta en la matriz de la mujer y le permiten desarrollarse a través de todo el embarazo, dando como resultado el nacimiento de un bebé. En la clonación terapéutica, el cigoto se mantiene en una cajita de Petri, en el laboratorio, y sólo se le permite crecer hasta la etapa de la blástula (de una a dos semanas), y después es desmembrado para obtener sus células madres (stem cells).
"La distinción entre estos dos tipos de clonación es una distinción biotécnica, pero no moral. Ambas son una crasa manipulación de la dignidad intrínseca de todo ser humano. La Iglesia Católica se opone vigorosamente a ambos tipos de clonación, aunque de cierta forma la clonación terapéutica es aún más cruenta, ya que en ella se crea una vida humana sólo para destruirla y sacarle sus células madres.
"La gran mayoría de la gente se opone a la clonación reproductiva, ya que es tan repulsiva, pues le niega al niño un padre, y convierie a la madre en su hermana gemela. Sin embargo, algunas personas están cayendo en la trampa de pensar que la clonación terapéutica sí es buena, porque ayudaría a curar enfermedades. Pero el error de este argumento reside en que el embrión humano es destruido para obtener sus células madres. Nunca se debe permitir la matanza de seres humanos inocentes, aún cuando fuera por una noble causa, como la de tratar de curar graves enfermedades."
El Padre Cioffi señala en su artículo que, aparte de la gravedad de la clonación, su uso es innecesario, pues existen otras alternativas que sí son aceptables, desde el punto de vista moral, para ayudar en la búsqueda de la cura de ciertas enfermedades. "Afortunadamente, Dios nos ha provisto de alternativas a la clonación humana y a la investigación de células madres embrionarias. Las células madres que se obtienen de tejidos adultos, e incluso del cordón umbilical o de la placenta, tienen el potencial de suministrar tejido nuevo para el uso terapéutico, sin la destrucción de vida humana. La Iglesia Católica no se opone a este tipo de investigación, siempre y cuando se haya obtenido el consentimiento apropiado."
Vemos así cómo la fe y la ciencia no se contradicen. Ambas son dones de Dios que tenemos que desarrollar correctamente. Cuando algunos científicos se dejan llevar por intereses creados, entonces utilizan la ciencia no para beneficio del ser humano, sino en contra de su dignidad. He ahí el mal uso de la tecnología. Observemos que la maldad de estas técnicas no radica en el hecho de que son artificiales (¡hay muchas cosas artificiales que son buenas!), sino en el hecho de que son utilizadas en contra de la dignidad humana.
Precisamente otro engaño de los que promueven la clonación es la de hacerle creer a la gente de que los que se oponen a ella son "religiosos fundamentalistas" enemigos del "progreso científico" y que los que están a favor son "avanzados". Los medios de comunicación seculares han sido cómplices de esta mentira.

La "anticoncepción de emergencia", aborto disfrazado de anticoncepción

Precisamente MEXFAM, la filial de la IPPF en México, es una de las organizaciones que más promueve esta forma de aborto en el mundo hispano. Para este tema, del cual sólo presentaré a continuación un resumen, quisiera remitirles a la información que Vida Humana Internacional tiene en su página web e impresa, especialmente el artículo "La ‘anticoncepción de emergencia': nuevo engaño del movimiento antivida".
La "anticoncepción de emergencia" (AE) se refiere al uso de píldoras anticonceptivas o del dispositivo intrauterino cierto tiempo después de un acto sexual, en el que no se usaron anticonceptivos, con el objeto de impedir el embarazo. Pero en realidad el uso de estos anticonceptivos, en caso de que haya habido una concepción, produce un aborto, por cuanto actúan impidiendo la implantación del óvulo fecundado, es decir, del nuevo ser humano, en el útero de su madre.
Los que promueven la AE niegan que ésta sea abortiva. La razón de ello es que este método se promueve mucho en los países donde el aborto no es legal, como en la mayoría de los países de América Latina. En Estados Unidos y en otros países donde el aborto sí es legal, la AE se promueve porque la idea del aborto sigue siendo repugnante para mucha gente.
¿Cómo es entonces que las organizaciones de la "cultura" de la muerte engañan a la gente en relación con la AE? Organizaciones como la IPPF, la ONU y otras alegan que la AE no es abortiva porque, según ellas, el embarazo no comienza sino hasta la implantación. Como el aborto es la interrupción del embarazo que resulta en la muerte del feto y como la AE actúa antes de la implantación, estas organizaciones dicen que ello no es aborto, sino sólo anticoncepción.
Dejando de lado el tema de que la anticoncepción es gravemente inmoral y dañina para la mujer, estamos aquí frente a otro engaño del movimiento antivida. Se trata de una manipulación de las palabras para cambiar la percepción de la realidad. Se llame o no aborto, el impedir que un ser humano se implante en el útero y luego sea expulsado de él, no es otra cosa que matarlo. Es un hecho incontrovertible, atestiguado en todos los principales diccionarios de medicina de la actualidad que la vida del ser humano comienza en la concepción, no en la implantación. En el artículo que ya señalamos, tenemos un listado parcial de estos diccionarios médicos, así como abundantes citas de expertos en farmacología y en embriología que afirman lo mismo. Estos expertos también afirman que la palabra "aborto" es el término adecuado para referirse a toda acción realizada desde la concepción hasta el término del embarazo que cause la destrucción del embrión o del feto.

La eutanasia, los que matan en nombre de la "piedad"

Finalmente, terminaré esta exposición con unas breves palabras sobre la eutanasia. No pretendo cubrir aquí este vasto tema. Me limito sólo a algunas observaciones importantes. Para más información los remito a los artículos que tenemos en nuestro portal.
Primero que todo quisiera señalar que el principal y más reciente documento de la Iglesia sobre este tema es la Declaración sobre la eutanasia de la Congregación para la Doctrina de la Fe, publicada el 5 de mayo de 1980. Lo tenemos en nuestra página web en la sección de documentos de la Iglesia. Este documento tiene un valor no sólo específicamente cristiano, sino también humano, porque sus argumentos apelan a la razón y a la ciencia. Demuestra una vez más que, siendo Dios el autor de la fe y de la razón, no puede haber verdadera contradicción entre ambas.
El documento define la eutanasia como cualquier acción que de suyo o en la intención cause la muerte con el objeto de presuntamente eliminar los últimos sufrimientos. Por consiguiente, la eutanasia es matar directamente, es un homicidio, un crimen. Nunca está justificada. Lo que especifica este tipo de homicidios es que se realiza para eliminar los sufrimientos del paciente. Por ello es que se le ha llamado eufemísticamente "muerte por piedad".
No debemos dejarnos engañar tampoco por términos como "eutanasia pasiva" o "activa", etc. Estos términos son válidos en cuanto denotan las distintas maneras en que este crimen se comete. Pero la calificación moral del acto en sí es la misma: es un crimen contra la humanidad. El "suicidio asistido" es un tipo de eutanasia y está claramente descrito y condenado en el documento que ya señalé, si bien no con ese término.
La eutanasia es una amenaza creciente en países como Holanda y Estados Unidos. En este último, el "suicidio asistido" ha sido aprobado desde hace algunos años en el Estado de Oregon. No nos extraña que en ese Estado, como en Holanda, desde que este crimen fue aprobado, los casos de "suicidio asistido" han aumentado considerablemente. Con la eutanasia ocurre lo mismo que con el aborto: una vez que se legaliza, aumenta paulatinamente hasta convertirse en una especie de epidemia.
El argumento en la base de la ideología a favor de la eutanasia es el mismo que en el del aborto: "Yo soy dueño de mi cuerpo". Pero en el caso de la eutanasia, este argumento cobra más fuerza, porque en este caso no hay un ser dentro de otro, como es el caso de una mujer embarazada, sino que se trata de una sola persona que quiere matarse o que la maten, para evitarse los sufrimientos. ¿Cómo se contesta este argumento?
La respuesta a este argumento es la misma que dimos al principio: la dignidad intrínseca y absoluta de toda persona humana. La dignidad humana nunca se pierde, ni por enfermedad, ni por pobreza, ni por nada. Ahora bien, como cada persona tiene esa dignidad, ese valor no debe destruirse, porque lo que vale no se destruye.
El argumento en favor de la eutanasia que dice que una persona tiene el "derecho" a matarse (o a pedir que la maten), porque ella es la que lo ha decidido, es un argumento circular y por tanto falaz. El argumento está diciendo que algo se puede hacer porque la persona que lo quiere hacer decide que quiere hacerlo. Pero ello es lo mismo que decir que una acción es buena porque yo decido que es buena. En otras palabras, la voluntad de la persona se ha convertido en la fuente de lo que está bien y de lo que está mal. Este argumento es el mismo que el diablo (simbolizado por la serpiente) le presentó a Adán y a Eva: "¡Seréis como dioses!" El ser humano se convierte en el arbitro del bien y del mal.
La falsa "solución" de la eutanasia no es como la pintan sus promotores. Para ellos es un asunto que concierne únicamente a la decisión del paciente o a los que deciden por él, en caso de incompetencia mental. Pero un paciente terminal en la mayoría de los casos está tan afectado psicológicamente que su petición de muerte es en realidad una petición de ayuda. Sin embargo, los que lo rodean, cuando están a favor de la eutanasia, no están en realidad queriéndole ayudar en su sufrimiento, sino que quieren eliminar al paciente para eliminar el sufrimiento de ellos. Quieren quitarse la "carga" de encima. Una vez más vemos cómo la falsa "ética" de la "calidad" de la vida humana, tan a fin a la eugenesia, se hace presente, esta vez al final de la vida.
La respuesta provida sigue siendo la misma: la dignidad intrínseca de toda persona humana, no importa cuán enferma esté o cuán "improductiva" sea. Si de verdad amamos a nuestro prójimo, lo cuidaremos y mitigaremos sus dolores hasta que la muerte le llegue. Nos solidarizaremos con él y no permitiremos que la desesperación le embargue.
La medicina moderna ha desarrollado fármacos y tratamientos (incluyendo los psiquiátricos) para el dolor, llamados en su conjunto, medicina paliativa, que permiten aliviar y reconfortar al paciente. El enfermo entonces recobra la serenidad y está más preparado para enfrentarse con esperanza al final de su vida. La medicina paliativa se utiliza en el movimiento de los hospicicios. Cuando los hospicios funcionan como es debido, constituyen una auténtica alternativa provida a la eutanasia.
Los promotores de la eutanasia astutamente plantean un cuadro de dos extremos: o le aplicamos la eutanasia al enfermo o sufrirá irremediablemente hasta que muera. En este contexto, y muchas veces a propósito, acusan a las personas provida de querer prolongar la vida del paciente por todos los medios posibles. Entonces se proclaman a ellos mismos como los "compasivos", que vienen a ofrecer la eutanasia para que el enfermo "no sufra más". En realidad vienen a eliminar el dolor por medio de la eliminación del doliente, así como los controlistas vienen a eliminar la pobreza eliminando a los pobres.
Pero los provida no caemos en ninguno de esos dos extremos. La Iglesia y la recta razón nos enseñan que no estamos obligados a utilizar medios que son inútiles para conservar la vida del paciente o que constituyen sufrimientos graves que son mayores que los beneficios. No siempre es fácil determinar cuándo se están utilizando esos medios, llamados desproporcionados. Pero con la ayuda de Dios y de la ciencia médica que Él nos ha dado lo podemos lograr. Siempre estamos obligados a utilizar los medios normales para conservar la vida, intentar curar al paciente o, si no se puede, al menos mantenerlo alimentado (por medios artificiales o naturales), limpio y confortable. De manera que hay una vía media entre los dos extremos de la eutanasia y del encarnizamiento terapéutico (el uso de medios desproporcionados).
Y para terminar, quisiera reproducirles el siguiente testimonio de Magaly Llaguno, directora ejecutiva de nuestra organización Vida Humana Internacional. Estoy seguro de que las palabras de esta valiente y experimentada defensora de la vida les conmoverá a todos:
"Como enferma de cáncer que soy, quiero hablarles de mis experiencias. A juzgar por mis propios sentimientos y los de otros enfermos con quienes he tenido contacto, puedo decirles que la depresión es algo muy común entre las personas gravemente enfermas. Inclusive, mucha de la quimioterapia que recibimos los enfermos de cáncer causa depresión. Sin embargo, los que tenemos enfermedades terminales no necesitamos que alguien nos "ayude" a cometer suicidio - lo cual por cierto implica el que la persona que nos "ayude" a suicidarnos cometa un asesinato. Esta es una propuesta cruel, inhumana y simplista. Si a un enfermo le planteen esta falsa solución él o ella comenzará a sentir que le consideran una pesada carga para sus familiares y para la sociedad. Inclusive, si la idea del suicidio no ha pasado por su mente anteriormente, quizás sí se le ocurra ahora y se sienta obligado a morir porque le consideran una carga. Puesto que todos necesitamos una actitud positiva para que nuestro sistema inmunológico funcione bien y para que nuestro cuerpo sane o al menos la salud mejore, una actitud negativa y promuerte en los que nos rodean, sólo nos hará daño.
"Hay evidencias científicas de que el amor y el apoyo de los demás ayudan a lograr la sanación. Los estudios realizados muestran grandes diferencias con respecto al tiempo que sobreviven las personas gravemente enfermas que reciben amor y apoyo, y las que no los reciben. Uno de los estudios, realizado en la Universidad de Tejas, les preguntó a los pacientes si participaban regularmente en un grupo de apoyo, como por ejemplo asistiendo a una iglesia, y si esa participación les proporcionaba fuerzas y consuelo. Seis meses después del tratamiento, los que contestaron que no a ambas preguntas tuvieron siete veces más probabilidades de morir que los otros (Cancer Recovery Today, boletín de la organización Cancer Recovery Foundation of America).
"Otro estudio de la Universidad de Los Angeles (UCLA) realizado con grupos de apoyo, investigó a personas a quienes se les practicó una cirugía debido al cáncer melanoma. Después de dicha cirugía algunas de las personas participaron en grupos de apoyo por sólo seis semanas, mientras el resto simplemente se fue a su casa. Cinco años después los investigadores encontraron que entre los que no participaron en ningún grupo de apoyo hubo tres veces más muertes y dos veces más metástasis que entre los que lo hicieron (Ibíd.). Verdaderamente, el amor y el apoyo de otras personas constituyen una necesidad básica para los enfermos. El no obtenerlos es dañino; cuánto más dañino será el ofrecerle a una persona enferma la eutanasia o el suicidio asistido. Los enfermos necesitamos una verdadera compasión, no la falsa compasión que ofrecen los promotores de la eutanasia y el suicidio asistido.
"Necesitamos alguien que nos escuche, que nos dirija una palabra de apoyo; pero más que nada, necesitamos el amor y la compasión de los que nos rodean. Cuando no hay familiares ni amistades que puedan llenar esas necesidades, deben hacerlo los profesionales de la medicina. ¡Los médicos y las enfermeras se entrenan para curar a los pacientes, no para matarlos o ayudarlos a suicidarse! Si ocurre lo contrario, habremos vuelto a los crueles tiempos paganos en que los pacientes no sabían si el doctor les visitaba para curarles o para matarles mediante la eutanasia. También necesitamos médicos que estén bien informados sobre los múltiples fármacos paliativos que están disponibles para aliviar el dolor, los cuales tienen la capacidad de eliminar casi todo el sufrimiento físico.
"En lo que concierne a enfrentar el dolor y la muerte, los enfermos graves tenemos el recurso a la oración, la mayor fuente de fortaleza y consolación que existe. Es precisamente esa fortaleza que recibimos de Dios en la oración, lo que nos permite soportarlo todo y aceptar Su Santa Voluntad, sea cual sea."
Adolfo J. Castañeda es el director de programas educativos de Vida Humana Internacional.

Read more...
Blog creado por : José Alfredo Elía Marcos
Mail de contacto: josealfredoelia@gmail.com

  ©Template by Dicas Blogger.